Ruptura del Contrato de Esponsoramiento

(Transcript of Sponsorship Breakdown — Spanish)

Títulos: Las personas que aparecen en este video son actores y la situación presentada está basada en un caso ficticio. La información legal dada está vigente en Julio del 2007 y se aplica solamente a la provincia de Colombia Británica en Canadá. Esta información legal puede dejar de ser válida si las leyes cambian.

[Escena: Interior en una oficina.

Anita, en sus treintas, está parada de espaldas mandando documentos por fax cuando oye sollozos. Anita se asoma al cubículo y ve que su compañera de trabajo, Susana, en sus veintes, está llorando.]

Anita: ¿Susana? ¿Qué te pasa?

Susana: Juan dice que ya no me quiere. Algunas veces me encierra bajo llave dentro de la casa.

Anita: ¡No me digas!

Susana: Él dice que va a conseguir que la policía me mande de regreso a Costa Rica.

Anita: Él no puede hacer eso. Tu esposo te patrocinó para tener la residencia permanente.

Susana: Pero a él no le importa el papel que firmó.

[Anita nota contusiones pequeñas en el antebrazo de Susana]

Anita: ¿Susana, te golpeó Juan?

Susana: No, nunca me ha golpeado, me apretó bien fuerte. ¡Ay! aunque a veces parece como si quisiera hacerlo.

Anita: Pero si estuvo a punto de hacerlo, estás en peligro y debes conseguir ayuda.

Susana: No quiero ir con la policía.

Anita: La policía está para protegerte. Tú tienes derechos aquí. ¿Está Juan en casa esta noche?

Susana: No, se fue en un viaje de negocios y no regresa hasta el lunes próximo.

Anita: Así que mientras tanto estás segura. Pienso que debes tomar tus documentos de identificación e irte.

Susana: Pero no puedo hacer eso, porque Juan dice que hará que me deporten.

Anita: No lo hará, porque no puede. Tú eres una residente permanente legal y tienes derechos aquí. Es él el que está equivocado, no tú. Puedes dejarlo en el momento que quieras sobretodo si corres peligro.

Susana: Pero, ¿Y a dónde me voy?

Anita: ¿Por qué no llamamos a una trabajadora de información legal? Ellas te pueden dar más información sobre lo que puedes hacer. Tienes varias opciones Susana, ya sea que decidas permanecer en tu hogar, o que te sientas más segura en otro sitio donde no te encuentre Juan.

Susana: Pero él me lastimará si lo dejo.

Anita: ¡Ay! Preguntémosle a la trabajadora de información legal — he oído hablar de algo llamado una Orden de Protección que tú puedes pedir.

Susana: ¿Qué es eso?

Anita: Si tienes una, significa que es ilegal que Juan se te acerque o te llame, y si lo hace, puede ir a la cárcel.

Susana: ¡Ay, pero sería tan duro estar lejos de él!

Anita: ¡Ah! Pero tú corres mucho peligro. Si él te encerró bajo llave y te lastimó antes, lo hará otra vez. Es muy importante que te vayas… mientras puedas.

Susana: Pero todavía lo quiero, él puede ser tan dulce a veces.

Anita: ¿Por qué no llamamos a la trabajadora de información legal? [Anita ve su reloj] ¿No has tomado tu hora de almuerzo todavía, verdad?

Susana: No, todavía no… [Piensa por un momento] … Bueno, vamos.

[Anita le pone la mano en el hombro a Susana.]

Anita: ¡Ven! te enseño la página Web de la Sociedad de Servicios Legales. Tiene todos los números de teléfono que necesitamos y muestra cómo conseguir folletos gratis con más información. Incluso tienen abogados que ayudan a la gente gratuitamente.

Susana: [vacila un momento] Bueno, vamos.

[Anita pone su brazo alrededor de Susana.]

Anita: [continuando] Todo va a salir bien.

Narrador: Este video no contiene toda la información que usted necesita saber. La información proporcionada en este video concierne solamente a residentes permanentes. Para obtener más información, llame a la Línea Legal.

Títulos: Producido por la Sociedad de Servicios Legales.

Gracias a la Fundación de Leyes de Colombia Británica, cuyo generoso financiamiento hizo posible este video.

Back to video